19 de octubre de 2019

FINANZAS

La Sociedad de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) nació con un horizonte de actividad de 15 años, un plazo que buscaba amortiguar la depreciación de sus activos. Pero su primer plan quinquenal de negocio es ambicioso, pues en él figura que pretende vender 45.000 viviendas, la mitad de las que tiene, en ese periodo.

El Gobierno español debería adoptar un conjunto de medidas más amplio para abordar así las causas subyacentes de las dificultades relacionadas con las hipotecas y que trate de evitar, en la medida de lo posible, las ejecuciones hipotecarias.

La Sareb recibirá de la banca nacionalizada los primeros 36.000 millones, de los que dos terceras partes son de Bankia

Sergio heras

Invirtió 500 millones de la venta de Fadesa y otros 2700 en créditos bancarios y se convirtió en el principal accionista privado de la entidad
Sacyr lidera las subidas del Ibex 35 en la sesión de este jueves al anotarse cerca de un 2% y llegar hasta los 4,47 euros después de que Société Générale haya revisado al alza el precio objetivo de la constructora que preside Manuel Manrique.
La deuda pública subió en 76.891 millones en 2013 y ya supera el 94% del PIB. El conjunto de las Administraciones cumplieron el año pasado con el tope de endeudamiento que Hacienda les marcó (incluso con un margen de casi dos décimas), aunque, como ha ocurrido en otros ejercicios, el Ministerio recurrió a algunas ayudas en la contabilidad, especialmente en lo que respecta al cumplimiento del tercer plan de pago a las empresas y autónomos que trabajan con el sector público.
El número de hipotecas constituidas sobre viviendas en Cantabria descendió un 32,9% en 2013 respecto al año anterior, hasta sumar 2.319, según los datos difundidos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Los negociadores de la Eurocámara y de los Gobiernos de los Veintiocho han alcanzado, tras una maratoniana ronda final de 16 horas de negociaciones que duró toda la noche, un acuerdo sobre el mecanismo único de liquidación de bancos en crisis -y el nuevo fondo de 55.000 millones de euros para financiar las quiebras-, lo que permite completar una unión bancaria diluida antes del fin de la legislatura.
0,203125