La ciudad ganará 16 hectáreas que la dividían en dos

Sant Boi construirá 1.500 pisos en la zona del cuartel y la subestación eléctrica

Josep Ferrer/Barcelona

lunes 20 de octubre de 2014, 14:42h
El cuartel militar y la subestación eléctrica que dividen la ciudad barcelonesa de Sant Boi de Llobregat van a desaparecer, según un acuerdo firmado por Ayuntamiento, Generalitat, Ministerio de Defensa y las empresas Fecsa-Endesa y Red Eléctrica Española. En las 16 hectáreas de terreno que queden vacías se construirán 1.450 pisos.
Han sido necesarios tres años de duras negociaciones para llegar al acuerdo "histórico", como lo ha calificado la alcaldesa de Sant Boi, Montserrat Gibert, de trasladar la subestación eléctrica y el cuartel militar que actualmente dividen la ciudad. El pacto contempla la construcción de una nueva estación eléctrica más moderna que la actual, la eliminación de los palos del tendido eléctrico y el soterramiento de las líneas.
Las 16 hectáreas de nuevo terreno para urbanizar que surgirán tras el traslado, más de la mitad de las cuales serán de propiedad pública, "han de permitir conectar los barrios de Camps Blancs y Casablanca con el centro urbano", ha explicado la alcaldesa.
Tres de las hectáreas se destinarán a zona verde, cinco servirán para crear nuevos equipamientos aún por definir, y la mitad de la superficie, ocho hectáreas, para construir 1.450 viviendas, un 23% de las cuales
-unas 350- serán de protección oficial. La zona se completará con una gran rambla para peatones y un nuevo parque público que unirán la carretera comarcal C-245 y el parque de la Muntanyeta.
Según Gibert, como los pisos se harán en diferentes fases, "nos irá solucionando nuestro crecimiento vegetativo", con lo cual "las nuevas familias que se vayan formando o la gente que se quiera emancipar, especialmente los jóvenes" no se tendrán que ir de Sant Boi. La alcaldesa ha dicho que "hasta ahora se podía ir quedando gente porque nos restaban planes parciales para desarrollar pero ahora ya los hemos acabado y esto nos generaba un problema".
El cuartel, que se construyó en el actual emplazamiento en la segunda mitad de la década del año 1940 y actualmente es la única base automovilística de la región Pirenaico-Oriental, será trasladado al lado del parque industrial ProLogis y pasará de las 12 hectáreas actuales a tener cuatro.
Para la nueva subestación eléctrica, que está en el lugar actual desde mediados de la década de 1930, se están estudiando dos emplazamientos, uno en un polígono industrial junto al término municipal de Viladecans y otro cerca del centro comercial Alcampo. El traslado de estos equipamientos se hará en los próximos dos o tres años, de manera que acto seguido puedan empezar las obras de la nueva zona de crecimiento urbanístico de Sant Boi.
La nueva estación eléctrica "mejorará el suministro eléctrico en la zona sur del Baix Llobregat y habrá menos interrupciones eléctricas", según el director general de Energía y Minas de la Generalitat, Albert Mitjá.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios