COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad entrega 105 viviendas protegidas del Plan Joven en el barrio de La Ventilla

Los inquilinos pagarán de 385 a 490 euros al mes

lunes 20 de octubre de 2014, 14:42h
13/06/2011.- La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio en funciones de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, ha presidido la entrega de 105 viviendas protegidas del Plan Joven de alquiler con opción a compra en el barrio de La Ventilla. Los pisos fueron entregados a jóvenes de hasta 35 años y han sido promovidos por el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima).
La Comunidad de Madrid ha impulsado la construcción de más de 78.000 viviendas protegidas en los últimos cuatro años. Así lo destacó la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio en funciones, Ana Isabel Mariño, en la entrega de 105 viviendas protegidas del Plan Joven regional de alquiler con opción a compra celebrado hoy en el barrio madrileño de La Ventilla (Madrid), unos pisos entregados a jóvenes de hasta 35 años y que han sido promovidos por el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), el promotor público regional.

Mariño explicó que “la Comunidad de Madrid, en materia de vivienda, apuesta y va a seguir apostando por conseguir que la vivienda protegida llegue a más madrileños, a precios asequibles y de acuerdo a las demandas de cada grupo de población (mayores, jóvenes, familias numerosas, rentas medias, etc.)”. La consejera en funciones estuvo acompañada en el acto por el director general de Vivienda y Rehabilitación, Juan Van-Halen, y por el director gerente del Ivima, José Antonio Martínez Páramo.

En el último año, en la Comunidad se iniciaron más de 7.600 viviendas protegidas, lo que supuso que seis de cada diez pisos iniciados en la Comunidad tuvieran protección. Además, en 2010 se terminaron 15.064 pisos protegidos (la mitad de las construidas tenían protección frente al 20% del conjunto nacional), casi las mismas que la suma de las casas protegidas terminadas en Andalucía y Cataluña (15.389).

Mariño también destacó que la Comunidad de Madrid lidera la progresiva recuperación del sector inmobiliario en España, unas cifras positivas “que no son el fruto de unos ‘brotes verdes’ sino que se están consolidando como una tendencia a lo largo de los últimos doce meses”, tal y como demuestran todos los indicadores de visados, hipotecas, compraventas, desempleo en el sector y descenso del stock. “Madrid es la única región española donde las transacciones de compra-venta de viviendas crecieron por segundo año consecutivo, donde las hipotecas mantienen un ritmo más constante, donde más autorizaciones de obra nueva se están concediendo, donde más ha crecido el empleo en el sector de la construcción, donde más pujante se viene mostrando el mercado del alquiler o donde más se ha reducido el stock de vivienda libre que no encontraba comprador”, enumeró.

Mariño recordó que en Madrid “hemos buscado soluciones que benefician al ciudadano, y no sólo hemos conservado la deducción por vivienda habitual en el impuesto del IRPF, sino que hemos dado un paso más allá y la hemos incrementado en un 20% en el tramo autonómico”. Además, la consejera madrileña resaltó las medidas aprobadas por el Ejecutivo regional para abaratar la vivienda protegida (Plan de Vivienda 2009-2012); para dar seguridad a propietarios e inquilinos en los contratos de arrendamiento (Plan Alquila y su Consejo Arbitral); para facilitar la absorción del stock de vivienda a precios concertados (Viviendas Libres de Precio Concertado); y para acordar con los ayuntamientos la reserva de suelo destinada a construir pisos del Plan Joven.

“Esta es una política real y efectiva, y actos como la entrega de viviendas de hoy vienen a corroborar las ventajas que ha supuesto para miles de madrileños que ya se benefician de una casa en alquiler o en propiedad”, resaltó Mariño.

La consejera en funciones hizo este balance antes de entregar las llaves de 105 viviendas del Plan Joven regional de alquiler con opción a compra celebrado esta mañana en La Ventilla (Madrid), unos pisos por los que los jóvenes adjudicatarios (residentes en Madrid y con unos ingresos que no superan en 5,5 veces el Iprem) disfrutarán de su primera vivienda por un alquiler mensual de entre 385 y 490 euros, plaza de garaje y trastero incluidos. Después, a los siete años, podrán optar por adquirirlas por un precio final de entre 132.500 y 167.000 euros, según la superficie del piso, una vez descontado la mitad de lo pagado en arrendamientos durante ese periodo. Estos precios suponen un ahorro de más de 110.000 euros respecto a una vivienda del mercado libre.

Los pisos, de entre 1 y 2 dormitorios, cuentan con una superficie de hasta 70 metros cuadrados, y cuatro de ellos están adaptados a ciudadanos con movilidad reducida.

Mariño recordó que el Plan Joven de alquiler con opción a compra fue “una fórmula impulsada de forma pionera por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre, que facilita que el acceso a la vivienda se acomode a las posibilidades financieras del joven, permitiendo llegar a la compra tras un alquiler previo y descontándose el 50% de las rentas pagadas, y sin necesidad de soportar una carga hipotecaria los primeros años”. Así, gracias a este modelo, los adjudicatarios han reducido el esfuerzo que dedican a su vivienda: hasta un 16% de sus ingresos para pagar el alquiler y un 28% en el momento de la adquisición, por debajo del nivel que recomiendan las entidades crediticias para conceder préstamos.

El Plan Joven regional ya está presente en 82 municipios de toda la región, donde vive el 95% de los jóvenes de la Comunidad susceptibles de beneficiarse de esta iniciativa regional. La Comunidad, además, dispone ya de suelo suficiente para edificar 90.000 pisos de Plan Joven.

El Plan de Vivienda regional 2009-2012 da la posibilidad de ejercer antes la opción a compra, lo que supone una fuerte apuesta por esta
tipología. Así, la nueva normativa regional recoge que en las promociones que se hayan iniciado a partir de 2009 se podrá ejercer esta opción a compra al quinto, sexto o séptimo año por madrileños de cualquier edad, descontándose del precio final de la vivienda el 50% de lo pagado.

Estas 105 viviendas protegidas han sido promovidas por el Ivima, el mayor promotor de vivienda pública de España, gestionando un parque de 42.000 inmuebles, entre viviendas en alquiler (más de 23.000), plazas de garaje (cerca de 18.000) y locales comerciales (unos 1.000). Actualmente, cuenta con más de 15.000 nuevas viviendas en marcha en distintas fases que se destinarán a la ciudadanía madrileña.

El Ivima ha superado los objetivos impuestos por la Asamblea de Madrid en la Legislatura recién concluida, que fijaban en 6.000 las
viviendas protegidas que debían iniciarse cuando finalmente la cifra ha ascendido a más de 7.000, un 17% más del objetivo fijado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios