La presión de la demanda dispara los alquileres inmediatos

La presión de la demanda dispara los alquileres inmediatos

martes 19 de abril de 2016, 14:14h
La presión de la demanda en las grandes capitales es tan fuerte que los anuncios de viviendas en alquiler duran horas en el mercado, alcanzando ya un porcentaje del 15% el número de pisos alquilados en Barcelona y Madrid que duran menos de 48 horas en el mercado, según un estudio realizado por idealista.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, "la reactivación paulatina de la economía está generando que la demanda de vivienda siga creciendo en las ciudades que más empleo generan, pero las condiciones hipotecarias todavía hacen complejo que ésta se dirija hacia el mercado de compra, por lo que la presión que se ejerce sobre el alquiler es cada vez mayor".

La fuerte competencia entre futuros inquilinos por hacerse con un contrato de alquiler ha acortado "drásticamente" los plazos que las viviendas permanecen en el mercado. En muchos casos el periodo de vida de un anuncio es de tan solo horas, un fenómeno conocido como "alquileres inmediatos".

Así, el 14,4% de las viviendas que se alquilaron a través de idealista en Barcelona durante el mes de marzo llevaban menos de 48 horas anunciadas. En la ciudad de Madrid el porcentaje de alquileres inmediatos en las mismas fechas fue del 16,2%.

De hecho, en Barcelona el 41,7% de las viviendas alquiladas llevaba menos de una semana en el mercado cuando encontró inquilino y el 77,8% menos de un mes. En el caso de Madrid, el 39,9% estuvo menos de una semana y el 77,1% menos de un mes.

A pesar de que el precio ha sido un factor determinante en los últimos años, en estas dos grandes ciudades parece haber pasado a un "segundo plano", al menos en lo que a los alquileres inmediatos se refiere, señala idealista.

En concreto, el 20,1% de los alquileres inmediatos que se contabilizaron en Madrid tenía un precio muy caro frente a la media de la zona en la que se encontraba (más de un 20% más elevado), mientras que 11,6% estaba entre un 10% y un 20% por encima; el 32,8% estaba alineado con la media del distrito; el 17,6% era más barato (entre un 10% y un 20%) y el 17,9% era mucho más barato que la media (más de un 20% más económico).

En Barcelona, la situación es muy parecida a la que se registra en Madrid, aunque con una mayor ponderación de los alquileres económicos. El 13,7% de los pisos era muy caro; el 7,3% era caro; el 24,7% estaba en precio; el 17,3% era barato y el 36,9% era muy barato.

Aunque el fenómeno de los alquileres inmediatos está repartido por toda la ciudad de Barcelona, la percepción del mismo es mucho más clara en algunos distritos. El 18% de las viviendas que encontraron inquilino en Sants-Montjüic ni siquiera estuvo 48 horas anunciado en idealista. Esta tasa de inmediatez se reduce hasta el 12,8% en el caso de Gràcia, el 12,5% en Les Corts o el 12% en l'Eixample. Sant Andreu es el distrito en el que es menor el número de alquileres inmediatos: el 8,8%.

En la ciudad de Madrid, la zona más caliente para los alquileres inmediatos es la Villa de Vallecas, donde el 23,2% de los que se dieron de baja en marzo llevaba menos de 48 horas anunciado. Le siguen los distritos Centro (22,9%), Arganzuela (20,8%), Vicálvaro (20,8%) y Tetuán (18,1%). Por el contrario, Barajas registra la menor tasa de alquileres inmediatos, ya que sólo el 7,8% de los anuncios duró menos de ese tiempo.

TAMBIÉN EN EL RESTO DE GRANDES CIUDADES.

Los alquileres inmediatos son también una realidad en el resto de grandes mercados inmobiliarios, aunque su incidencia varía del 17,7% de viviendas arrendadas en menos de 48 horas en Málaga al 8,4% de Zaragoza. En la parte alta se sitúan Valladolid (14,4%) y Valencia (10,9%), mientras que Sevilla (10,4%) y Bilbao (9,9%) lo hacen en la parte baja.

Los mercados isleños parecen también afectados por el fenómeno: en Palma de Mallorca el 29% de las viviendas que se alquilaron lo hicieron de forma inmediata, mientras que en Las Palmas de Gran Canaria el porcentaje llegó al 18,2%.

Para los propietarios Encinar asegura que sería recomendable "mantener la cabeza y fría". "Es conveniente fijar el precio correctamente en función de los inmuebles que hay alrededor, contar con buen material gráfico y responder rápidamente a todas las demandas de información", añade.

De igual forma, apunta que las viviendas que tras un mes en el mercado no han encontrado inquilino tienen "muy pocas opciones de encontrarlo en los meses siguientes", por lo que "conviene cambiar de estrategia, modificando precios, materiales gráficos o su posicionamiento en las plataformas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios