El Suelo, principal problema para la sociedad de "tóxicos"

lunes 20 de octubre de 2014, 14:42h
  • Los activos inmobiliarios de las entidades financieras tendrán un plazo de quince años para ser vendidas
  • El 80% de los activos que se transfieran a la SAREB serán suelos de distintas tipologías y de difícil venta

El director general del FROB, Antonio Carrascosa, ha asegurado hoy que la transferencia de activos inmobiliarios al denominado «banco malo», que se llamará SAREB y empezará a operar en diciembre, se realizará a un precio «conservador» y con «descuentos muy significativos».

Carrascosa ha intervenido hoy en un simposio en el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point, donde ha dejado claro que la creación de esta unidad de gestión de activos responde a la necesidad de dar salida a buena parte del «stock» inmobiliario español que está en manos de la banca, aunque no va a ser la «panacea que todo lo cura».

Ante un concurrido auditorio, formado principalmente por inversores y empresarios promotores e inmobiliarios, el responsable del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha explicado que este nuevo vehículo no nace con «vocación de ser un promotor destacado», sino «un agente relevante en el mercado inmobiliario». Ha descartado que la puesta en marcha del Sociedad de gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) vaya a saturar el mercado con una oferta inmobiliaria masiva -«no pretendemos hundir el mercado»-, sino que va a producirse una liquidación «ordenada y razonable» de los activos en un plazo máximo de 15 años. «El objetivo es ir reduciendo progresivamente el endeudamiento de esta sociedad», ha incidido Carrascosa, quien cree que sería «una buena señal», una muestra de reactivación del mercado, que esta cartera de activos se liquidara antes del período establecido.

Carrascosa ha reconocido, no obstante, que el SAREB, al que se transferirán los activos adjudicados de la banca y los préstamos dudosos al promotor, puede provocar «una presión a la baja de los precios», en línea con la situación deflacionista que vive el mercado inmobiliario español. «No somos ajenos a unos ajustes de precios que son estructurales y que se van a quedar durante un período significativo», ha remarcado el responsable del FROB, que ha descartado así que los precios del sector inmobiliario vayan a subir en los años próximos.

Una de las dudas que pesa sobre la futura puesta en marcha del banco malo es la de los descuentos que se aplicarán a los activos traspasados. Carrascosa ha avanzado que la próxima semana se darán a conocer los detalles del SAREB y de los precios de transferencia, aunque ha dicho que este traspaso de activos se realizará con descuentos «muy altos» con el fin de que la sociedad, que tendrá participación pública, aunque mayoritariamente privada, sea rentable a corto, medio y largo plazo. Ha diferenciado entre los precios a los que se fijarán los préstamos morosos y los activos reales, siempre basándose en los test de estrés de la banca realizados por la consultora Oliver Wyman. En el primer caso, el descuento se aplicará en función de la pérdida esperada de la cartera de préstamos de cada entidad y también de la calidad de las garantías de esos créditos, es decir, de la probabilidad de recuperación en caso de impago. Al valor real de los préstamos se aplicará un descuento adicional sobre el valor bruto del balance del banco.

En cuanto a los activos inmobiliarios, se aplicarán varios recortes de precios: teniendo en cuenta la fecha de tasación de los activos, en función de las transacciones realizadas por cada entidad, basándose en la evolución prevista de los mercados hasta 2014 y también en función de las valoraciones de inmuebles realizadas por las tasadoras este verano. A todo ello se aplicará un recorte adicional que dará el precio de transferencia final. «En consecuencia se aplicará un precio conservador, dada la necesidad de que el vehículo sea rentable para los inversores privados y públicos», ha insistido. El banco malo tendrá una capacidad de gestión de activos de hasta 90.000 millones de euros, aunque Carrascosa cree que al final asumirá entre 60 y 70.000 millones de valor neto.

Algunos de los inversores presentes en la sala han mostrado su interés por los activos del SAREB, aunque han expresado su preocupación por cómo se solventará el tema del acceso a la financiación.

El Suelo, principal problema para la sociedad de "tóxicos"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euroinmo.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.